Justo después del amanecer del sábado 4 de septiembre de 2021, el piloto profesional de carreras y acrobacias Dario Costa encendió su avión especialmente modificado de carrera Zivko Edge 540 dentro de uno de los túneles duales de Çatalca en la autopista del norte de Mármara en Turquía.

Con más de dos décadas de experiencia en vuelo y numerosas hazañas de aviación en su haber, el piloto de 41 años había registrado más de 5,000 horas en el aire con más de la mitad en acrobacias aéreas de alto rendimiento.

Costa despegó en la tenue luz del primer túnel a las 6:43 am hora local, rodeado por el arco de concreto de las paredes y con la madrugada poniendo el sol a sus espaldas ofreciéndole condiciones óptimas para volar. El espacio libre sobre él era limitado, lo que significaba que tenía que mantener la aeronave en una trayectoria de vuelo justo por encima del asfalto mientras también manejaba un margen claustrofóbico de tan solo cuatro metros entre cada punta del ala y las paredes.

Uno de los momentos más críticos se produjo cuando el avión atravesó el espacio abierto de 360 ​​metros entre los túneles, lo que expuso el ligero avión a vientos cruzados mientras Costa se preparaba para ingresar por la estrecha abertura del segundo túnel.

Costa lo describió como: “Todo parecía estar pasando muy rápido, pero cuando salí del primer túnel el avión comenzó a moverse hacia la derecha debido a los vientos cruzados; en mi cabeza, todo se ralentizó en ese momento. Reaccioné y me concentré en que el avión volviera a la dirección correcta para entrar al otro túnel. Luego, en mi mente, todo se aceleró de nuevo”.

A medida que Costa continuaba, tenía una velocidad promedio de 245 km/h mientras ajustaba los cambios en la pendiente y la forma del segundo túnel. Cuando el avión de carreras salió disparado por el otro lado, el italiano hizo una voltereta de celebración antes de aterrizar.

El vuelo cubrió una distancia de 2,26 km desde el despegue hasta la salida del segundo túnel. Y en menos de 44 segundos, Dario Costa había establecido un récord mundial Guinness certificado y cuatro récords más.

Costa recibió el certificado oficial de los Récord Guiness con su vuelo Tunnel Pass por lograr el récord de el túnel más largo atravesado con un avión (1.610 m). Los otros cuatro registros notables fueron: primer vuelo de avión a través de un túnel, vuelo más largo bajo un obstáculo sólido, primer vuelo de avión a través de dos túneles y primer despegue de avión en un túnel.

Costa fue asesorado por la leyenda de la aviación Péter Besenyei de Hungría. En total, el proyecto Tunnel Pass requirió un equipo de 40 personas, tecnología especialmente desarrollada de formación y más de un año de preparación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here